instagram likes

Trabajar en Instagram: aprendiendo a vivir de los likes y con haters

Reflexionando sobre mi trabajo en Instagram…

Sabes que de vez en cuando me gusta reflexionar sobre mi trabajo, instagram, y contarte un poco más cómo funciona este mundillo. Un mundo que desde fuera parece todo glamour pero que también encierra partes que quizás no son visibles para ti a simple vista. 

Hoy me gustaría contarte, como en mi caso me ha afectado gestionar una red social con más de 60.000 personas y qué supone trabajar para conseguir «likes». 

Oigo muchas veces discursos que tratan de quitar hierro al asunto, de personas que intentan transmitir que para ellas no es importante, que es un hobby y no les importa demasiado.

Soy de la opinión de que en el momento que conviertes tu cuenta en pública, y publicas de forma regular, es que quieres mostrar «algo» al mundo, y que por tanto, poco o mucho te importa el feedback que recibas.

Sino, dejarías tu cuenta privada, y compartirías con tus amigos y familiares sin esperar más. ¿No crees?

El sistema en el que hemos crecido

Dándole vueltas al asunto y después de casi 5 años, he analizado cómo ha sido mi vida hasta que llegó Instagram. El sistema en el que he vivido desde pequeña es el siguiente: si haces las cosas bien, normalmente eres premiado o reconocido.

Si recoges tus juguetes y te portas bien, tus padres te felicitan «mira mamá!» «muy bien hija, muy bien».

Si en el cole te portas bien y estudias, alguien va a valorarte (en su escala de valor o la del sistema educativo) y te pondrá buena nota, así igual en el instituto, la universidad…

Llega un día en el que encuentras trabajo y si lo haces bien y trabajas duro, puede que «cobres un bonus extra» , que te asciendan…etc. I siempre a expensas de lo que los demás opinen de «cómo se supone» que debes actuar.

Confieso: yo he sido de las que han hecho en cada momento «lo que se suponía que había que hacer». Esperando, supongo, el caramelito de premio por el trabajo y comportamiento «correcto». Nunca he sido de buscar la perfección, pero si un resultado bueno o bastante bueno y siempre con discreción. Pasando desapercibida.

Y de repente…chocas con una red social en la que…oh! Pasas a ser el centro de atención y aun haciendo las cosas «como se supone que hay que hacerlas», puede que no recibas el caramelito. Una vez más estás a expensas de cómo los demás te valoren, pero se introduce la variable «algoritmo de instagram» que te tira por los suelos la estructura en la que durante años has estado encerrada.

Y por si fuera poco…haters

Puede que el trabajo habitualmente no se recompense, pero además, llega un punto en el que aparecen «personajes». «Personajes» que aterrizan para recordarte que aun haciendo tu trabajo dignamente, estarán ahí para menospreciarlo o criticarlo.

Yo no estaba preparada para hacer las cosas bien y no recibir mi felicitación, y aún menos para tener que añadir a la ecuación a los «haters o trolls». O también a las que yo llamo «mamis de instagram» que necesitan decirte cómo hay que hacer o no las cosas y darte consejos sin pedirlos.

Me encanta cuando comparto alguna de las perlas que me sueltan estos trolls y toda la tropa sale a defenderme y a apoyarme! La verdad es que me siento muy arropada, sois mis amiguis al rescate! Suelo recibir mensajes de apoyo tipo:  «ni caso, pasando», «es gente que ni conoces, no debe afectarte».

Pero cuando has crecido con el sistema de recompensa se hace difícil explicarle a tu cabecita que hay personas dispuestas a hacer daño solo porque sí. Por el mero hecho de que llamas un poco la atención y sales de la normalidad. «no destaques demasiado, vuelve al camino….»

Quiero aclarar que nunca ha sido nada grave. Más bien comentarios fuera de lugar.

Otro consejo si vas a dedicarte a Instagram…

Por ese motivo he llegado a la conclusión que si quiero dedicarme a las redes voy a tener que desarrollar un corazón de acero, una espalda muy muy ancha y a tolerar la frustración .

Obviamente no podemos agradar a todo el mundo, no soy boba. Siempre hay gente a la que no gustas, o a la que simplemente le importas poco. Pero piensa el ladrón que todos son de su condición, e ingenuamente lo que para mi sería una «crítica interna» o compartida en petit comité, hay gente dispuesta a hacerlo abiertamente para hacer daño.

El respeto brilla por su ausencia. ¿Qué fue del vive y deja vivir?

Tengo claro como el agua que es algo que depende de mi, de la forma en que debo tomarme las cosas. Pero soy humana, y reconozco que a menudo me han molestado más de lo esperado.

Así que, a mis recomendaciones para trabajar y crecer en instagram, añadiré: «tener las espaldas bien anchas». Es un poco triste, pero así es.

Y si eres espectador…

De igual forma te diré que si estás en el otro lado, como simple espectador, tu cabecita también necesita estar programada para ver IG. Necesitas estar preparad@ para ver cuentas que quieren mostrar realidad e imperfección pero también cuentas que quieran mostrar perfección en moda, maternidad o decoración.

Si lo que ves te crea ansiedad, autoexigencia, o envidia, será mejor que te olvides. Instagram debería estar para inspirarte, motivarte y animarte. Para ver desde la admiración el trabajo de los demás y no desde la envidia.

No necesitas saber que mi casa no es perfecta y que también está desordenada para sentirte mejor o aliviad@. Si eso te ocurre, es que hay trabajito interno por hacer amig@! Hace falta una autoestima a prueba de bombas en ambos casos. 

Crecer

Yo estoy trabajando en mi parte, aprendiendo más sobre mi, sobre lo que me duele, y actuando para mejorarlo. Solo espero no convertirme en Iron Man por el camino!

En mis andaduras como instagramer a full time, el crecimiento personal tiene un papel muy importante. Y es posible que a partir de ahora veas que comparto este tipo de posts. Espero que estemos en la misma onda!

Hasta la próxima!

2 Comments
  • Núria
    Posted at 08:39h, 06 marzo Responder

    👏👏👏👏👏🙌🙌🙌🙌🙌🙌

  • Carla
    Posted at 12:56h, 06 marzo Responder

    Me ha chiflado el post Marina!! Graciasss x tanto❤️

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies