Remodelación del recibidor: un proyecto fácil con poco presupuesto
1185
post-template-default,single,single-post,postid-1185,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
recibidor

Remodelación del recibidor

Año nuevo, recibidor nuevo! La transformación se ha demorado un poco por el tema pintura, pero no podía aguantar más para enseñarte el resultado.Con un presupuesto muy ajustado, hemos adaptado el recibidor a nuestras necesidades actuales y además actualizado la decoración.

El antes y el después…

Como no es un espacio demasiado ancho, hasta ahora teníamos solo los colgadores de la pared, y una balda debajo del espejo para dejar llaves y la correspondencia.

Con las niñas, el tema mochilas, chaquetas, bufandas, etc creaba un caos cada vez que llegábamos  a casa. Necesitábamos una solución de almacenaje fácil para ellas y que visualmente fuera mininalista. Creo que la entrada de la casa dice mucho sobre qué te vas a encontrar dentro. Que transmitiera paz y orden era un requisito importante para mi.

recibidor
recibidor

Elegí estos estantes de astikitline, a los que quité la balda central para dar sensación de banco y poder colocar las cajas de madera debajo. Al tratarse de tres piezas independientes, las niñas pueden sentarse sin miedo, resisten sin problema. Y pueden calzarse sentadas si hace falta.

Inicialmente eran en color de madera de pino, igual que las cajas. Decidí pintarlas con una fina capa de chalk paint para que se diferenciasen del suelo, que es beis. Además aportan más luminosidad al espacio y no recargan. En espacios pequeños es mi principal consejo.

recibidor


Con una sola capa finita, siguen viéndose las vetas tan bonitas de la madera al natural.

Ahora cada una tiene una caja donde sabe que debe guardar su mochila y su chaqueta. Tenemos un par de cestitas para las llaves, una las del instahusband y la otra para mi.  

recibidor

En la pared de enfrente, luce mi queridísima caja DIY  para esconder el telefonillo y la alarma. Cada día más contenta del resultado . Ahora no solo se integra perfectamente en el espacio, sinó que la rejilla le da un toque muy actual.

recibidor
recibidor

Y finalmente un par de colgadores para los abrigos de los papis.

Pero…¿Sabes qué es lo que ha aportado el cambio radical a este espacio? La puerta principal en blanco. Tenía muy, muy claro que algún día sería blanca. Es esta ocasión lo hizo un pintor ya que no me la quería jugar con las juntas de la puerta, bisagras, etc. El proceso que hizo pero, fue el mismo que seguí yo para lacar las puertas del armario.

Ah! Y antes de terminar de colocar todo, seguí el consejo de muchas de vosotras pada limpiar las juntas. Con lejía y un cepillito de dientes. El cambio es radical!

recibidor

Espero que te haya gustado el proceso y el resultado. Hasta la próxima!

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies